sábado, 19 de julio de 2008

Antes que el diablo sepa que has muerto



Con 83 años, Sidney Lumet firma una de las interesantes películas de lo que llevamos de año. Demuestra su experiencia tras las cámaras con este desasosegante thriller, sobre las miserias humanas.


Dos hermanos que atraviesan serias dificultades económicas trazan, lo que aparentemente es, un plan sencillo como salida a sus problemas, atracar el negocio de sus padres.
Con esta premisa arranca la película, donde el robo perfecto deja mucho que desear, y entramos en un pequeño rompecabezas, de mentiras, engaños y traiciones donde asistimos a una bajada a los infiernos por parte de los protagonistas, personificaciones del derrumbe de esquemas vitales, laborales, conyugales y sentimentales, una decadencia, que en ningún momento se intenta justificar, ni dulcificar los actos de los personajes. En un acertado juego temporal, la pelicula se mueve hacia delante y hacia atrás jugando con la narrativa para llegar al climax. El único “pero” , seria la resolución, tal vez una salida demasiado “fácil” en vista de cómo se van desencadenando las situaciones. Aun así una gran película.


Claro que si en el reparto contamos con el talento de Philip Seymour Hoffman y Ethan Hawke (que dan vida a los dos hermanos protagonistas) , Marisa Tomei (mujer, en la cinta ,del personaje de Hoffman) y Albert Finney (padre de los hermanos) difícilmente puede salir mal.


Lo dicho absolutamente recomendable.

2 comentarios:

national lottery dijo...

that's really cute..wish i had one too.

gatchan82 dijo...

that's really cute..wish i had one too.... digo...
una película dura y un poco larga. pero muy buena.